¿Cómo se confirma un embarazo múltiple?

En la actualidad es muy raro escuchar que los padres se enteran de que esperaban dos hijos o más en el momento del nacimiento, como ocurría en el pasado. Debido fundamentalmente al control médico sistemático, en el presente los embarazos múltiples se descubren mucho antes del parto.

En la actualidad es muy raro escuchar que los padres se enteran de que esperaban dos hijos o más en el momento del nacimiento, como ocurría en el pasado. Debido fundamentalmente al control médico sistemático, en el presente los embarazos múltiples se descubren mucho antes del parto.

Si en tu historia familiar cuentas con antecedentes de mellizos o gemelos, o si han utilizado tecnologías reproductivas para lograr el embarazo, es importante efectuar el diagnóstico de un posible embarazo múltiple desde el comienzo. Además del examen y la historia médica completa.

Cómo se realiza en diagnóstico de un embarazo múltiple

  • Prueba en sangre para diagnóstico de embarazo. Los niveles de gonadotropina coriónica humana (hCG) pueden ser bastante elevados en los embarazos múltiples.
  • Alfafetoproteína. Los niveles de proteína liberada por el hígado del feto y encontrada en la sangre de la madre pueden ser altos cuando más de un feto está produciendo la proteína.
  • Ecografía. La ecografía es el método que da el diagnóstico certero de que se trata de un embarazo doble, identificando inicialmente dos sacos gestacionales y en los meses siguientes las diferentes estructuras fetales. La realización de ecografías prácticamente apenas comenzado el embarazo es el motivo principal por el cual el diagnóstico de este tipo de embarazos es en la actualidad muy precoz.

¡Confirmado, estás esperando más de uno!

La confirmación médica de que estás esperando más de un bebé asusta. Por lo general la noticia sorprende a la embarazada y a su pareja tanto o más que a los demás. Genera incertidumbre, dudas y preocupación.

Cuidados especiales, gastos más elevados de lo previsto durante el embarazo ¡y por un montón de años!, mayor riesgo y luego más trabajo. No te preocupes, no eres la única que se siente así.

Consulta todas tus dudas y miedos con tu médico. Estar informada es el primer paso para estar tranquila. También es recomendable que busques información y te contactes con otras mamás de bebés múltiples, que podrán contarte cómo es la vida real en una familia con varios bebés. La experiencia de los que te precedieron en el camino suele ser muy útil y tranquilizadora.

Te puede interesar

¿Por qué se presenta la infección vaginal en el embarazo?

Durante os meses de gestação, se produzem mudanças no pH vaginal. Por esta razão, os especialistas consideram que é a etapa mais vulnerável para a ploriferação de bactérias

A gravidez representa um período de mudanças para todas as mulheres. É uma etapa em que tudo se modifica, desde as variações mais perceptíveis, como a ansiedade e o aumento de peso, até alterações do organismo pouco conhecidas, como as infecções vaginais.

Questão de hormônios

Durante os 9 meses de gestação, o nível de hormônios femininos muda e afeta diretamente o pH da área genital. No cotidiano, o pH da zona vulvar é ácido e inferior ao de outras partes do corpo, se situa em uma média de 3.8 a 4.2, com a finalidade de impedir o crescimento de bactérias. No entanto, durante a gravidez, a futura mamãe vive diversas mudanças hormonais, que comprometem diretamente a capa protetora ácida. Desta maneira, a variação para um pH maior que 4.2 pode alterar o equilíbro em detrenimento da flora habitual, o que deixa espaço para a ploriferação de gérmens patógenos. Por essa razão, os 9 meses de gestação representam uma das etapas mais vulneráveis da mulher para adquirir infecções ginecológicas.

Prevenir é melhor

É necessário que todas as mamães tomem cuidados especiais para manter sua zona íntima limpa e protegida durante esta importante etapa da vida.

Entre as principais recomendações encontram-se:

  • Usar roupa íntima de algodão.
  • Não usar roupa muito justa ou de materias sintéticos.
  • Lavar a roupa íntima com sabão em barra e enxaguar bem, sem deixar resíduos.
  • Lavar a zona íntima com um sabonete especial com pH ácido, que limpe, hidrate e ajude a prevenir infecções na área vulvoperineal.
  • Não se recomenda utilizar talcos, aromatizantes ou sais de banho.
  • Evitar traumatismos na região genital como arranhões (de coçar), depilação ou fricção.
  • Ao notar mudanças no fluido vaginal, ardor ou mau odor, não automedicar-se e consultar o ginecologista ou obstetra.

Te puede interesar