¿Buscas nombres para bebés no comunes? Llegaste al lugar correcto.

Empezar a pensar el nombre del bebé es una de las actividades favoritas de los futuros padres. Charlar del tema, jugar con las variantes, es una forma de ratificar la alegría del momento que están viviendo y de soñar con el hijo.

Empezar a pensar en nombres lindos para bebé es una de las actividades favoritas de los futuros padres; empiezan a jugar con los nombres combinados de niñas, de niños; hacen una lista de nombres, buscan los significados; en fin. Pero, si bien hay parejas que rápidamente y sin complicaciones eligen un nombre, en muchos otros casos el peso de la decisión a tomar provoca dudas y temores. Al fin y al cabo, el nombre es lo que primero identificará a un bebé, y lo acompañará toda su vida.

¿Cuáles son las dudas más comunes al buscar un nombre para tu bebé?

  • ¿Un nombre o un nombre compuesto?
  • ¿Un nombre con un claro significado o algo más personal?
  • ¿Un nombre común o uno no tanto?
  • ¿Apego a la tradición familiar o ruptura?

Otra duda que les puede asaltar es elegir el nombre antes del nacimiento o esperar a verlo. Algunas parejas consideran que ver al bebé les resultará inspirador, mientras que otras prefieren elegirlo de antemano y poder así llamarlo por su nombre desde que está en la panza.

Si eliges un nombre para el bebé no común ¿la familia debería opinar?

Las charlas y discusiones pueden volverse un poco más complicadas si también opinan los familiares. Ya sea por algún deseo poco disimulado de que le pongas el nombre de esa abuela que ya no está. Ya sea tradicional u original, lo importante es que tú y tu pareja estén contentos con la elección. Los amigos y familiares pueden opinar y sugerir, pero la decisión final es de ustedes. Y no es una elección para hacer a la ligera: posiblemente sea una de las decisiones más importantes que tomen para su bebé.

Te puede interesar

Dolor de cabeza en el embarazo

Algunas mujeres profundizan sus dolores de cabeza durante el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas.

Algunas mujeres profundizan su dolor de cabeza en el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas en esta etapa tan importante de tu vida, lo puedes conocer en este artículo. Desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia, las hormonas femeninas influyen en forma decisiva en la vida de la mujer. La concentración de estrógenos y progesterona se modifica cíclicamente e impacta en todos los órganos del cuerpo, en especial en el cerebro y en los vasos sanguíneos, que transportan la sangre al sistema nervioso.

El dolor de cabeza en el embarazo es normal

La caída del nivel de estrógenos es la responsable del sangrado menstrual, lo que permite la renovación del endometrio, para preparar al útero frente a un potencial óvulo fecundado. Sin embargo, los estrógenos no solamente tienen que ver con la reproducción, sino también son potentes moduladores del dolor.

Por esta razón, al cambiar su concentración en el cuerpo aumenta la predisposición de la paciente a sufrir dolores de cabeza. Este mecanismo explica por qué más del 50 por ciento de las mujeres sufren migrañas o jaquecas durante la menstruación.

¿Y en el embarazo?

Un 75% de las mujeres experimentan una franca mejoría de sus dolores de cabeza durante el segundo y tercer trimestre de gestación. Incluso las que tienen migrañas relacionadas con los ciclos menstruales tienen, en esta etapa, probabilidades de que mejore o desaparezca el dolor durante el embarazo. Sin embargo, el restante 25% de las mujeres embarazadas sufren un agravamiento de sus dolores de cabeza en los siguientes aspectos:

  • Frecuencia de aparición
  • Intensidad del dolor

Además, es necesario señalar que aproximadamente 10 de cada 100 mujeres inician sus migrañas con el embarazo, y muchas veces los dolores de cabeza comienzan antes de que la mujer se entere de su nuevo estado.

De hecho, a veces esta molestia se considera un síntoma del embarazo y representa un problema serio si la futura mamá toma medicamentos que están prohibidos en este período, por lo que se recomienda no automedicarse ante la mínima sospecha de estar en la dulce espera.

Te puede interesar