11 semana de embarazo: examen para detectar anticuerpos y más

En esta etapa del embarazo, el obstetra solicita análisis de sangre, orina, ecografías y exámenes para detectar anticuerpos de diversas enfermedades

En la 11 semana de embarazo el obstetra solicita análisis de sangre, orina, ecografías obstétricas y exámenes para detectar anticuerpos de diversas enfermedades.

Este momento puede ser estresante a medida que te realizas tests para conocer el estado de tu embarazo. En general, el profesional solicita análisis de sangre y orina, ecografías prenatales como: rubéolas, toxoplasmosis, VIH.

Habitualmente entre la semana 13 y 14 de embarazo se realiza el test NT Plus 11-14, un test no invasivo en donde se evalúa la anatomía embrionaria y se lleva a cabo una medición de su Translucencia Nucal por medio de una ecografía. Este estudio se basa en la determinación de una hormona placentaria en la sangre de la madre. El objetivo del test NT Plus 11-14 es detectar anomalías cromosómicas como el Síndrome de Down durante el desarrollo fetal.

Tu cuerpo en la 11 semana de embarazo:

A esta altura es importante que controles tus reservas de hierro. Este componente tiene la función de formar la hemoglobina. Se puede encontrar, por ejemplo, en los siguientes alimentos:

  • Hígado vacuno
  • Carnes rojas
  • Yema de huevo
  • Trigo
  • Germen de trigo
  • Legumbres
  • Tomate

Especialistas argumentan que al consumir un alimento rico en hierro debemos hacerlo con ácido fólico, que se encuentra en las naranjas, vegetales de hoja verde y en él espárrago. De esta forma el hierro que se ingiere se aprovecha en su totalidad. Por otra parte, continuando con la descripción de los cambios en el embarazo, encontramos que:

  • Tu útero ha crecido mucho y ocupa la pelvis por lo que ya lo puedes palpar en la región del pubis.
  • Puede que notes los senos más delicados y pesados.
  • Quizás tus emociones sean impredecibles debido a las fluctuaciones hormonales y te sientas muy cansada.
  • Tu bebé en la 11 semana de embarazo:
  • En esta etapa tu bebé ya dejó de ser llamada embrión. Mide casi 5 cm., el tamaño de una fruta pequeña y su esqueleto crece a pasos agigantados.
  • Los huesos comienzan a solidificarse, aunque todavía son de un material flexible. Sus órganos están formados y funcionan completamente.
  • El sistema nervioso del pequeño se va desarrollando y su cerebro y las terminales nerviosas se conectan mediante impulsos eléctricos.
  • Por otra parte, verás que sus dedos se han separado y empiezas a ver crecer las uñas.

Tratamos de ser lo más precisos posible sobre los cambios que se presentan en las semanas de embarazo, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo fetal son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Calcula las semanas de embarazo con nuestra calculadora y conoce cuándo va a nacer tu bebé:

https://huggies.com.ar/aplicaciones-para-mama/cuando-va-a-nacer-mi-bebe/

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar