27 semanas de embarazo: Lágrimas y dudas

En esta etapa estás muy sensible. Puedes temerle al parto, a ti como mamá, a los cambios, a las finanzas de tu casa, puedes temer y dudar de todo.

Es posible que transcurridas las 27 semanas de embarazo estés muy sensible. Puedes temerle al parto, a ti como mamá, a los cambios, a las finanzas de tu casa, puedes temer y dudar de todo.

El embarazo es un momento hermoso pero en esta etapa tan avanzada, es probable que surjan dudas y eso te asuste, y hasta llores. Una buena manera de tranquilizarte es hablar con tu pareja de esto y juntos tratar de vencer los temores. Si todavía te queda alguna duda acerca de tu embarazo, parto, o algo relacionado con tu salud, recurrí a tu médico.

El curso psicoprofiláctico  también puede ayudarte. Es una buena oportunidad para compartir experiencias, dudas y conocimientos con otras parejas que están pasando por un una situación similar.

Los movimientos fetales de tu bebé están más activos durante períodos regulares durante todo el día. Si tienes dudas sobre estos movimientos de tu bebé lo ideal es contárselo a tu médico.

Tu cuerpo en las 27 semanas de embarazo

En esta etapa la futura mamá presenta una gran picazón como consecuencia de una piel estirada.

Por lo general, los médicos le sugieren evitar rascarse y prescriben la colocación de cremas humectantes -con vitamina A- para prevenir estrías o talcos mentolados especiales para estos casos.

También puedes hacer la prueba con aceite de oliva para suavizar la piel.

Tu bebé en las 27 semanas de embarazo

¡No para de crecer! Mide aproximadamente 30 cm. y pesa 1 kg.

El desarrollo de sus sentidos continúa, siendo ahora el turno del ajuste del oído.

Diversas investigaciones dan cuenta de la importancia de hablarle a tu bebé para que reconozca tu timbre de voz y del futuro papá. Incluso disfruta de la misma música que les gusta a ti y a tu pareja.

Se comienzan a abrir los párpados, y a formar sus retinas. Su piel se está llenando de un poco de grasa y sus ojos se vuelven cada vez más sensibles a la luz y se preparan para ver.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Te puede interesar

Dolor de cabeza en el embarazo

Algunas mujeres profundizan sus dolores de cabeza durante el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas.

Algunas mujeres profundizan su dolor de cabeza en el embarazo. Otras, experimentan una mejoría. Cuáles son las causas de estos cambios y cómo actúan las hormonas en esta etapa tan importante de tu vida, lo puedes conocer en este artículo. Desde el inicio de la menstruación hasta la menopausia, las hormonas femeninas influyen en forma decisiva en la vida de la mujer. La concentración de estrógenos y progesterona se modifica cíclicamente e impacta en todos los órganos del cuerpo, en especial en el cerebro y en los vasos sanguíneos, que transportan la sangre al sistema nervioso.

El dolor de cabeza en el embarazo es normal

La caída del nivel de estrógenos es la responsable del sangrado menstrual, lo que permite la renovación del endometrio, para preparar al útero frente a un potencial óvulo fecundado. Sin embargo, los estrógenos no solamente tienen que ver con la reproducción, sino también son potentes moduladores del dolor.

Por esta razón, al cambiar su concentración en el cuerpo aumenta la predisposición de la paciente a sufrir dolores de cabeza. Este mecanismo explica por qué más del 50 por ciento de las mujeres sufren migrañas o jaquecas durante la menstruación.

¿Y en el embarazo?

Un 75% de las mujeres experimentan una franca mejoría de sus dolores de cabeza durante el segundo y tercer trimestre de gestación. Incluso las que tienen migrañas relacionadas con los ciclos menstruales tienen, en esta etapa, probabilidades de que mejore o desaparezca el dolor durante el embarazo. Sin embargo, el restante 25% de las mujeres embarazadas sufren un agravamiento de sus dolores de cabeza en los siguientes aspectos:

  • Frecuencia de aparición
  • Intensidad del dolor

Además, es necesario señalar que aproximadamente 10 de cada 100 mujeres inician sus migrañas con el embarazo, y muchas veces los dolores de cabeza comienzan antes de que la mujer se entere de su nuevo estado.

De hecho, a veces esta molestia se considera un síntoma del embarazo y representa un problema serio si la futura mamá toma medicamentos que están prohibidos en este período, por lo que se recomienda no automedicarse ante la mínima sospecha de estar en la dulce espera.

Te puede interesar